FatboySlim_2013_600.jpg
Fatboy Slim
Publicada el 20 Septiembre 2013 por Javi López
10 minutos con Norman Cook no son suficientes. Un tipo que lleva en activo en la música desde 1981, que ha tocado jangle pop, ha sido dj de estadios, icono de los 90, figura del big beat y un fiestero irredento, merece una entrevista a lo Quintero. A la próxima no te escapas… A pesar de la breve charla, Norman Cook se muestra amable, dicharachero y abierto. Acaba de cumplir 50 años. Está delgado pero con el rostro sereno y saludable. Lleva un tiempo entregado por completo a la causa del djing, con una media de 75 bolos al año, y se encuentra la mar de a gusto viviendo esta segunda juventud en las cabinas. La conversación tiene lugar en los camerinos de Space Ibiza, antes de que pinchase en la fiestas de su 24 aniversario (también estará en el Closing de We Love el 29 de septiembre). Pocos días después este cronista le vio actuar en Café Mambo y en Sankeys. En ambas noches puso de vuelta y media al personal con un discurso pivotando entre el house de rebozado old school y la electrónica maximalista. Pasan los años, pero Mr. Cook sigue manteniendo su mojo intacto. Ahora solo falta que vuelva al estudio. Fans no le faltan… Entre ellos el mismísimo Jean Michelle Jarre.

Una noche más en Ibiza...
Sí, y estoy encantado, aunque este año no tengo tantas fechas como en otras temporadas… Lo bueno es que estoy pinchando en un montón de sitios distintos. A Ibiza mola venir sin residencia o fiesta propia, me gusta probar "diferentes tazas de té". Cada año me ofrecen pilotar alguna fiesta, pero siempre digo que no, prefiero ir por libre y pinchar allí donde me llamen. Este año además voy a pinchar en Sankeys por primera vez, es un club del que me han hablado muy bien.

¿Qué ofreces actualmente en tus sesiones?
Depende de la noche y el lugar… Siempre me gusta ir en diferentes direcciones pero sobre todo buscar la intensidad y la conexión con el público. Con los años he aprendido a disfrutar de cada escenario, me gusta pinchar en festivales, salas grandes, pero también en clubs pequeños y fiestas. Así puedes mostrar diferentes versiones de ti mismo.

En la edición de este año del International Music Summit, Jean Michel Jarre te citó en su ponencia. Comentó que os conocisteis el día anterior y estuvisteis departiendo un buen rato. Dijo ante el auditorio con total franqueza: "Fatboy Slim es un tipo brillante, debería hacer más música" ¿Por qué no estás produciendo actualmente?
Bueno… Llevo editando y produciendo discos desde hace más de 25 años. Y la cosa es tan sencilla como que a veces sientes que tienes que hacerlo, y a veces sientes que no. Son etapas. Ahora estoy disfrutando mucho como dj, hago una media de 75 actuaciones al año y mi energía y mi espíritu están concentrados en ello. Francamente, haciendo dj sets me siento más vivo, joven y excitado que encerrado en el estudio, así que es la principal razón por lo que lo hago.

Pero… ¿Podemos esperar un nuevo álbum de Fatboy Slim en el futuro?
Sí… Yo creo que sí. A ver… no en un futuro cercando, pero seguro que más adelante soltaré todo lo que tengo dentro. Después de 25 años no siento ningún tipo de presión ni necesidad vital de editar música. No busco ni persigo ser relevante o que se acuerden de mi… Editaré un nuevo álbum cuando crea que es el momento y me apetezca, no cuando me lo pida una discográfica.

Recuerdo que tras tu sesión del Sónar de hace dos años, que me permito la licencia de decir que fue un despiporre, muchos decían: "Lo llevaba todo grabado. Hizo playback...". ¿Cuál es tu set up actual?
Yo sigo mezclando en vivo. Uso Serato y cdj's. Me gustaría pinchar más con vinilos pero la realidad es que en muchos clubes no encuentras platos en condiciones. Serato me gusta, me permite interactuar con el público, hacer mash-ups… Es versátil y se adapta bien a mis formas.

Sigues siendo muy ecléctico en la cabina ¿te resulta difícil encontrar música para tus sets?
Bueno… Me paso toda la semana buscando música nueva, pero es así desde hace años. Cada día escucho docenas de tracks, y suelo escoger un tema entre 300. Sí... esa sería mi media. Antes ibas a las tiendas de discos y buscabas y rebuscabas hasta dar con esa perla especial para tus sesiones. Ahora el feeling es el mismo, pero has de invertir muchas más horas para dar con buenos bangers.

¿No has sentido la llamada del EDM?
Todo ese rollo es un poco comercial para mi… Entiendo que le guste a la gente y respeto a los productores que se estén moviendo en esas coordenadas, porque están construyendo algo realmente grande, están influyendo mucho en el público a nivel global. No soy un talibán contra el movimiento, pero no me siento atraído por él a nivel profesional… Al fin y al cabo es música pop, y el pop suele funcionar por modas, y seguir modas no es lo mío.

¿En qué momento se encuentra tu sello Southern Fried Records?
Sobreviviendo. Siempre ha sido un sello independiente e intento que sea regular en sus lanzamientos. Jamás he ido a la caza del hit, sólo edito la música que me gusta y se adapta mis preferencias. De hecho… el sello es como un hobby para mí, no lo creé para ganar dinero, sino para ayudar a los dj's y productores que me gustan y dar salida a material que considero de calidad. Y así seguirá siendo…

El dinero viene por otro lado… ¿Tienes otros proyectos?

Bueno, no tengo tiempo para mucho más porque estar de tour pinchando es muy intenso… Pero tengo otros proyectos profesionales: he abierto cuatro restaurantes. Dos en Nueva York y otros dos en mi ciudad natal, Brighton. Todos ellos son diferentes: un japonés, un bistro… Me gusta mucho la cocina.

Llegados a este punto de tu carrera ¿No sientes nostalgia por los 90?
Eeeh… Francamente, no recuerdo mucho de los 90, ja ja. A veces me vienen flashbacks… A ver, este año he cumplido 50 tacos y sí que es cierto que he tenido como una rara sensación… He vivido muchas cosas, mi carrera ha sido muy intensa, y sé que mi momento de esplendor ya pasó. Pero puedo convivir con ello… Los 90 fueron la época dorada para muchos dj's, y ahora muchos de los que formamos parte de esa generación nos encontramos en un extraño limbo. Tenemos el pie todavía puesto en aquellos años, pero también estamos conectados con el presente. No sé si es algo bueno o malo, pero lo que es cierto es que es muy definitorio y creo que le pasa a muchos artistas. Pero volviendo a tu pregunta… No siento nostalgia, me hace feliz saber que he vivido una gran etapa en la industria musical, sobre todo cuando las discográficas eran fuertes e influyentes. Fueron buenos tiempos… Bueno, espero seguir teniendo flashbacks en el futuro.

Es interesante ver que la brecha generacional entre tu público y tú cada vez es mayor, pero sigues conectando muy bien con la audiencia.

Siempre ha sido así. Además, juego con ventaja… El público joven y borracho no tiene misterio, siempre lo he tratado muy bien. Pero ahora también encuentro clubbers maduros en mis sesiones y la conexión sigue siendo estupenda. Ahora no soy joven, ni toco borracho, pero siento lo que hago profundamente, y creo que esa es una de las claves principales de mi trabajo como dj. ¡Por eso no me gusta el estudio! Porque me gusta divertirme, vivir el feedback con el público, la locura…

Fatboy Slim (20 Septiembre 2013) :: Entrevista :: Clubbingspain.com