Barem: "Si crees en algo y trabajás mucho en pos de conseguirlo, todo se puede..."
Resultados 1 al 1 de 1
  1. #1
    Fecha de ingreso
    27 marzo 2006
    Ubicación
    KualaLumpur XD
    Edad
    30
    Agradecimientos

    Barem: "Si crees en algo y trabajás mucho en pos de conseguirlo, todo se puede..."

    24 de octubre de 2009


    Hablar de valor emergente es (hoy) negar una realidad. Mauricio Barembuem (a.k.a Barem) es la prueba fiel de que el talento simplifica y agiliza los caminos que llevan a otros caminos. Paladín de su propia autodeterminación, formado con criterio desde los 15 años, el presente lo muestra como uno de los artistas referentes de una escena pese, aún, a su corta edad. Sus sonidos envolventes y su ambientación post-futurista (sí, suena incluso al "futuro del futuro") lo convirtieron en el arma mortal de las pistas europeas y en el Lionel Messi de la música electrónica mundial. Barem, revuelta desde la magia hecha bandeja.



    ¿Cómo arrancás con la música electrónica?
    Como mucha gente, saliendo con amigos. No era muy de salir antes, y a partir de los 16 años, más o menos, sobre todo en verano, empecé a ir a bailar a clubs generalmente de música electrónica, porque -excepto rock- nada en los otros boliches me gustaba. Después, al poco tiempo, ya pude distinguir un poco entre los estilos y fui buscando cosas más nuevas que me llamaban la atención hasta que llegué a Pacha y al progressive. Ahí pasé un tiempo y entendí más el trabajo del DJ, encontré un lugar donde la gente no iba a encarar sino a escuchar música, cosas que hasta el momento no había visto.

    Pero como todo, me canse del progressive y me moví para la terraza donde en aquella época tocaban muy seguido Cristóbal Paz y Simbad. Ellos precisamente fueron los que realmente me marcaron el camino en la música. Gracias a ellos descubrí artistas como Plastikman, Josh Wink, Ricardo Villalobos, Luciano, sellos como Perlon, Minus, Pokerflat, Froce Tracks, etc. Ahí fue cuando decidí que quería empezar a hacer música y ser DJ profesional.


    ¿Cómo llegás a Richie Hawtin?
    Después de decidir que quería hacer algo, estudié dos años en Sónica y ya con un par de años de experimentación, mandé mi primer demo al sello Unfoundsound, de Philadelphia. Tuve la suerte de que sin dudarlo me dijeron que lo editaban, y más suerte aún porque el disco se hizo bastante popular y varios DJs importantes lo empezaron a usar. Ese demo justamente lo hice después de la primer SAMC, donde fui a escuchar especialmente a Richie Hawtin y a Magda. Cuando terminaron de tocar tenía tantas ideas y estaba tan revolucionado que me interné a hacer música orientada en esa dirección.

    Y bueno, después de que salió el disco, fue la segunda SAMC, lo volví a ir a escuchar y puso uno de mis tracks. Fue un momento increíble. Creo que el más fuerte que viví en la música, porque desde Argentina se veía todo tan lejano y tan imposible, que haber llegado en 2 años a mi ídolo máximo y enterarme en vivo fue muy fuerte. Más aún porque era en Buenos Aires, en donde no sólo a mí, sino a varios más nos vivían diciendo que nuestra música no era para el público local, y que nadie la iba a bailar. Por eso ver en esa misma ciudad 10.000 personas con las manos levantadas por mi track, hizo que sea el doble de gratificante.

    Así que después que terminó, salí corriendo a mi casa y le grabé un CD con otros tracks que tenía para llevarle al after en Club Araoz. Ahí lo vi en la puerta, le di el CD, me agradeció, me dijo que le encantaba mi otro disco y a las 2 semanas me escribió un mail preguntándome si quería trabajar en un demo para Minus.


    ¿Te sentís como uno de los máximos representantes de la escena minimal en Argentina?
    Sí y no. Por un lado sí porque tengo un público bastante grande en Argentina y me respeta mucha gente por lo que conseguí y por cómo lo conseguí, pero por otro lado, en la mayoría de los casos, me empezaron a prestar atención cuando se enteraron de que trabajaba para Richie Hawtin y no tanto por mérito propio.
    También tenés que pensar que casi no toco en Argentina, y en el día a día me parece que hay varios otros DJs y productores que le dedican mucho más tiempo y energía a la escena de allá. Por eso creo que ellos se merecen más reconocimiento a nivel local que yo.


    ¿Cuál es el club del mundo, donde hayas tocado, que más te impactó? ¿Por qué?
    Hay 2 clubs que son los que más me gustan por igual en este momento y son bastante distintos. Ninguno está en Europa, tal vez porque en Europa es donde más toco y cuanto más tocás en un lugar, va perdiendo la sorpresa. Uno es Womb, en Tokyo, que fui por primera vez este año y es increíble. Tecnológicamente está a otro nivel, incluso que los mejores clubs de Europa, y tiene el plus de la energía y el ambiente que le suma el público japonés. Todo el mundo es tan amable, tan buena onda y les gusta tanto la música, que tocando ahí te sentís en absoluto control de toda la situación. Es muy difícil explicarlo en palabras, pero ahí sentí algo que jamás había sentido poniendo música.

    El otro es Warung en Camboriú. Es un club para 3.000 personas sobre la playa hecho todo de madera y es un techo a 2 aguas estilo Tailandés muy largo que apunta justo en el medio a la salida del sol por el mar. La magia que tiene ese lugar es impresionante también. La gente es súper buena onda y hay un clima de fiesta de verano muy especial.

    Lo que tienen en común los 2 clubs es que tienen una programación bastante variada y eso hace que la gente no se canse, porque no van todo el tiempo los mismos. Hay noches de House, de Techno, de Progressive, de Trance, de Breakbeat, de Drum n Bass... Y todos los estilos tratan de combinar a los artistas más conocidos del mundo, con otros más nuevos o jóvenes para aportar desde otro lado. Me parece súper interesante ese planteo de programación, y sería buenísimo que los clubs grandes de Buenos Aires empezaran a adoptar esa política en vez de poner casi siempre lo que más vende en ese momento.

    Vale destacar El Infierno en Córdoba que tiene una política muy variada en ese sentido y les va muy bien. Clubs así duran muchos años porque no se casan con lo que está de moda y también ponen cosas nuevas para que la gente evolucione en el gusto musical. Sobre todo en Argentina, que es un país donde la mayoría manda, y mucha gente sale a donde van todos, sin pensar ni un segundo si realmente es a donde más les gusta ir.


    ¿Qué conseguiste gracias a tu profesión que de otra manera nunca hubieras alcanzado?
    En parte nada, porque si algo aprendí con lo que me pasó, es que si creés en algo por más imposible que se vea en los papeles, trabajás mucho en pos de conseguirlo y tenés una buena dosis de suerte y timing, todo se puede. Ni siquiera los beneficios de viajar por todo el mundo haciendo lo que te gusta, porque hay muchas otras profesiones que te permiten lo mismo.
    Lo que más le agradezco a mi corta carrera es que me enseño a confiar en mí mismo y a creer que puedo hacer muchas cosas que me proponga.


    ¿Cuál es el mensaje para decirles a la cantidad de pibes jóvenes como vos que buscan su lugar en la electrónica?
    Es un momento muy especial el que estamos viviendo ahora. Si bien cuando varios de nosotros conseguimos apoyo internacional la cosa empezaba a tirarse para el lado digital, todavía no era tan marcado el cambio. Ahora sí, ya cambió todo y estamos en una etapa de transición donde todavía no se termina de definir cuál va a ser la tecnología o el medio más standard.

    Parecía que iba a ser el MP3, pero ahora entre las líneas de 3G, los teléfonos nuevos y la cantidad de tecnología wireless disponible se empieza a hablar del streaming en vez del MP3 y de empezar a ver la música como algo viajando por el aire y no como algo físico, incluso como el MP3, que nos ocupa cierto espacio.

    A la incertidumbre tecnológica también se le suma que lo que hasta hace relativamente poco eran medios nuevos como redes sociales a través de Internet y demás plataformas, ahora son parte de todo y de la quinta parte de la población mundial. Por eso, hoy en día promocionarte por MySpace, por ejemplo, se hizo mucho más difícil porque hay tanta pero tanta gente haciendo lo mismo que el público se satura. Muchos sellos amigos me cuentan siempre la cantidad de demos que les llegan y que no dan abasto. Hablo con gente en Beatport y otras disquerías digitales que me dicen que la cantidad de sellos nuevos los supera y ya casi no suman sellos nuevos.

    En conclusión, antes era difícil llegar por escasez de recursos y distancias, después se simplificó y ahora se saturó. Creo que la única manera de combatir la saturación es evitar uno de los problemas más grandes de nuestra época que es la falta de paciencia. Si vos te ponés a producir hoy desde cero, y en 3 meses haces un track, bombardear a todo el mundo por Facebook, Soundcloud o MySpace puede ser una opción de editarlo, pero lo más probable es que sea otro del millón de demos que la gente ignora.

    Aún así, si en el mejor de los casos alguien te lo edita, ¿estás en condiciones como para empezar a editar? Algo que observé estos últimos años en la escena internacional es que aparecieron muchos nombres nuevos, entre gente joven y no tan joven que llegamos. Pero muchos, al cabo de uno o dos años desaparecieron, y la mayoría de los que desaparecieron fueron los más chicos, muchos por no saber adaptarse a lo que les había pasado, muchos por cometer errores, por creerse más de lo que eran, otros por elegir a la gente o el camino equivocado, etc. Los más jóvenes que nos asentamos, en general tuvimos una experiencia previa y un tiempo previo en el que desarrollamos una idea, lo que nos dio bases muy sólidas sobre todo respecto al camino a seguir y a la gente de la que nos rodeamos.

    La realidad es que hoy en día editar un disco o tener un sello no es nada del otro mundo, ni es garantía de nada, por eso el mensaje que le dejaría a los que buscan su lugar en la música electrónica es que no se apuren. Que dediquen tiempo a desarrollar algo interesante, mirando al resto pero no copiando el hit del momento, trabajando en una idea sólida desde el principio. Y por sobre todas las cosas, que realmente crean en lo que hacen, porque entre nosotros reconocemos muy fácil a los que llegan para decir algo en serio y a los que llegan sólo con la intención de hacerse famosos. Te aseguro que llegar por el motivo equivocado casi nunca funciona.


    Fuente: Plan Arte - Cultura Total - Entrevista a Barem
    Imágenes adjuntadas Imágenes adjuntadas
    ...Las locuras que más se lamentan en la vida de un hombre son las que no se cometieron cuando se tuvo la oportunidad...

Etiquetas para este tema

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Entrevista a Gustavo Santaolalla: "Todo me cuesta mucho esfuerzo"
    Por EugeniaRomina en el foro Entrevistas sobre DJs & Bandas
    Respuestas: 0
    Último mensaje: miércoles 22 julio de 2009, 12:14
  2. Josh Wink - "No se mucho de la escena argentina"
    Por zeta en el foro Discusiones Generales de Musica
    Respuestas: 21
    Último mensaje: lunes 12 mayo de 2008, 03:42
  3. Danny Howells: "El público argentino sabe mucho"
    Por Leo7 en el foro Entrevistas sobre DJs & Bandas
    Respuestas: 3
    Último mensaje: miércoles 05 diciembre de 2007, 16:35

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •